CITADA EN LAWYERPRESS SOBRE LA HUELGA DE HAMBRE DE JAVIER DIAZ-FLORES

12 de diciembre de 2015

Abogados del Turno de Oficio, maltratados por los poderes públicos

La situación se radicaliza en determinados lugares. En Castellón, un joven letrado afronta una huelga de hambre al tener pendiente de pago casi 8.000 euros.
 
Lograr las mismas remuneraciones en cualquier lugar de España y tener proceso más ágil de pago, son las reivindicaciones de los más de 42.000 abogados del Turno de Oficio, profesionales que cuidan los derechos de los más desfavorecidos en unas condiciones lamentables que reclaman al Gobierno que salga de las urnas. En estos días este colectivo vuelve a ser noticia por la decisión tomada de un joven abogado de Castellón, adscrito al Turno de Oficio, de emprender una huelga de hambre hasta que se le sea abonada la cantidad que se le debe, sobre los 8000 euros. Javier Díaz-Flores, (en la foto) adscrito a los Turnos de Castellón y Valencia solo ha recibido buenas palabras de los decanos de estos colegios y escasa comprensión de la Generalitat Valenciana que afirma estar en bancarrota.  Mientras tanto sus compañeros de ALTODO y APROED se han solidarizado con la iniciativa de este joven letrado, que hace un año superó un cáncer, ante la preocupación de su madre y novia. La espera se hace eterna y todo el mundo espera la aportación del Ministerio de Hacienda al FLA, Fondo de Liquidez Autonómico a mediados de mes para que el Turno de Oficio en Levante quede regularizado. Mientras tantos muchos abogados como Javier se autofinancian para llegar a fin de mes, sin dejar de atender sus compromisos profesionales hacia los ciudadanos más desfavorecidos.
Hablamos con Javier Díaz-Flores; su gesta ya está publicada en un periódico de Levante  y gracias a compañeros de Madrid hemos podido localizarle. Mañana miércoles será su décimo día en huelga de hambre. Castellón y Valencia son las ciudades donde realiza el Turno de Oficio desde hace dos años. “Llevamos seis meses sin cobrar y la situación es crónica. Me enfadé mucho cuando recibí circular del ICAV valenciano anunciándonos una regulación de los pagos, cuestión que no se ha logrado. No podemos cobrar a dos euros neto la hora”, afirma. A su juicio, el cambio político en la Comunidad Valenciana, con la coalición PSOE-Compromis, no ha solucionado el problema que ellos denunciaban en la oposición. “No hago esto por dinero, sino por dignificar nuestra actividad. El mensaje que se manda desde los poderes públicos es marginal, similar al que se ha dado con la Ley de Dependencia. Nosotros defendemos a los más desfavorecidos pero parece que no importa”, indica.
A juicio de este joven jurista, que sigue trabajando pese al ayuno que realiza, con este tipo de situaciones que sufren los abogados del Turno de Oficio, está en peligro el Estado de Derecho y nuestra democracia. “Ahora en campaña electoral se habla de recortes en sanidad y educación pero de Justicia no se habla nada. En uno de los mítines últimos fui a saludar a la Consellera Gabriela Bravo con quien puede conversar sobre este tema. Me afirmo que hay que esperar al FLA, Fondo de Liquidez Autonómico para que podamos cobrar; todo está tramitado pero no hay dinero para pagarnos, nos comentó. Me pareció una persona cercana y amable pero incapaz de dar una solución”. Respecto al resto de partidos políticos, nuestro interlocutor nos revela que ninguno le ha llamado o preocupado por su situación. “Creo que harán el pago antes de las elecciones para intentar ganar más votos”, señala y notamos que su ánimo se encrespa. A su juicio, ese dinero recaudado por las tasas judiciales, tal y como dice la propia ley en su artículo once, debería revertir en la mejora de la Justicia Gratuita.
Cuando contactamos con la Generalitat Valenciana un portavoz de la misma nos corrobora las palabras del propio Javier. La falta de liquidez es alarmante y se espera que el FLA reordena la situación financiera de esta CCAA. Reconocen que ese dinero de Hacienda debería haber llegado el 1 de noviembre y ahora se espera para mediados de este mes.  Y es que a todos los proveedores a los que la Generalitat les debe más de un millón de euros no está cobrando ninguno. “Las arcas están vacías, no hay un euro”, comentan. Las prioridades pagos las marca la ley: la propia Generalitat está pagando los intereses de una deuda que sobrepasa los 40.000 millones de euros y el resto va para farmacias.  La llegada del FLA, es por ello, necesaria para que los proveedores y abogados del Turno de Oficio cobren lo que se les adeuda.  Ya la propia Consellera Bravo cuando vino a Madrid a firmar un convenio con el Ministerio de Justicia anticipada esta situación de bancarrota. También se espera que con los nuevos Presupuestos desde el 1 de enero se reconduzca la situación. Sobre Lexnet y la justicia digital, son conscientes en Valencia que no llegarán a esa fecha a tener las comunicaciones electrónicas desarrolladas al cien por cien.
Turno de oficio, perseguido por Competencia
Comisión de Justicia Gratuita del CGAE, Javier LaraDesde la Comisión de Justicia Gratuita del CGAE, su presidente Javier Lara ha entrado en contacto telefónico con el propio Javier Díaz-Flores para darle ánimo y ponerse a su disposición. “La situación del Turno de Oficio es preocupante, tanto por los pagos escasos y que se demoran como por el afán de Competencia de perseguir el trabajo que hacemos los Colegios de Abogados en esta práctica. “Al mismo tiempo nos señala que cada vez más las diferentes administraciones ponen más trabas burocráticas para pagar y así dilatar los pagos. En Andalucía se ha implantado un programa informático que pide unos datos que es imposible que facilitemos nosotros, si no los das, no te pagan”, comenta. Para este letrado, vinculado, pese a ser decano de Málaga al Turno de Oficio, es la primera vez que conoce de una iniciativa como la de Javier en cuanto a poner en marcha una huelga de hambre. “Se han producido muchas manifestaciones y encierros pero actitudes de este tipo, creo recordar que es la primera que se ha puesto en marcha de esta manera”.
Sobre la persecución que Competencia hace a los Colegios de Abogados por la propia Justicia Gratuita, Lara señala que “no han entendido que esta práctica es un claro ejemplo de servicio público de ayuda al ciudadano más desfavorecido. No puede ser que un abogado de Málaga esté dado de alta en el Turno de Oficio de Gijón y si lo impides te sancionan con multas indecentes, como la que nuestro Colegio de Málaga ha recurrido de 99.000 euros”, aclara.  Al mismo tiempo la propia Competencia cuestiona los criterios orientativos que los Colegios establecen para tasaciones de costas y  juras de cuenta de forma irracional. “No nos dejan aplicar estos criterios y si no son correctos pueden llegar a sancionar también al propio abogado con la imposición de costas por haber hecho mal la citada tasación”, apunta.  Al nuevo Gobierno que salga de las urnas el próximo 20D le pide que considere a la Justicia Gratuita como algo clave para el Estado de Derecho. “No se puede ampliar el número de beneficiarios si no hay cobertura presupuestaria adecuada para que los abogados del Turno cobren”, afirma.
El corto plazo del Turno de Oficio pasa por actualizar los baremos en cuantía y conceptos y garantizar ese pago, que, hoy por hoy en muchas CCAA es una entelequia. “ en muchas situaciones cuando se le deniega al ciudadano la Justicia Gratuita, nos vemos y deseamos los abogados para cobrar ese servicio.  Hemos intentado que esa garantía de cobro estuviera en la reforma de la Ley de Justicia Gratuita, al final paralizada por el Ministro Catalá, creemos que con buen criterio porque había elementos polémicos que no nos convencían a la abogacía”; subraya. Para este jurista, abogado del Turno ejerciente, es inexplicable que un divorcio se pague de diferente manera en función de la CCAA donde uno esté.  “Lo lógico es que hubiera un baremo único uniformado en Justicia Gratuita en cualquier parte del país. Ahí, sin embargo, volveríamos a toparnos con Competencia aunque hablamos de un servicio público”. Lara es partidario de penalizar a la administración que no fuera diligente en los pagos.
Ayuno, una práctica con muchos riesgos
Javier reconoce que ahora el día se le hace aún más largo. “Tengo otras cinco horas adicionales que corresponden a las comidas, que ahora no utilizo. Procuro descansar en esos momentos porque empiezo a notar el cansancio” Con el ayuno que realiza y su presencia en redes sociales está haciendo visible un problema que ya conocen otros compañeros que trabajan en el Turno de Oficio.  “Toda mi familia me intento disuadir para que no tomara esta decisión pero al final tomé la decisión y aquí estoy. He tenido las llamadas del presidente de la Confederación Nacional del Turno de Oficio; de Javier Lara, presidente de la Comisión de Justicia Gratuita del CGAE y muchos compañeros que no conozco pero que han querido solidarizarse con mi situación”, indica. Confiesa que está dispuesto a llegar hasta el final aunque la semana que viene irá a ver a su endocrino que le hará un chequeo “padecí cáncer de tiroides que superé por lo que los controles que llevo son estrictos”, afirma. Un combinado de agua, limón, sirope de arce y canela, a modo de suero le dan las energías para seguir su trabajo en el Turno.
Es Ana Isabel Salegui, psicóloga clínica y forense y Master en transtornos alimentarios. Conoce muy bien estos casos y ha contactado con Javier para darle algún consejo. “Cuanto más se mantenga la situación de inanición, mayor número de síntomas irán apareciendo y se irán agravando los existentes. Sequedad de la piel, problemas visuales por déficit de vitamina A, fragilidad de los anejos cutáneos…y un interminable etcétera, ya que hasta la última célula del cuerpo tiene necesidad de alimentarse.” Para esta experta “cuando el cuerpo, ya con un nivel extremo de adelgazamiento o emaciación, ha agotado las proteínas musculares disponibles en los “grandes músculos”, brazos, torso, piernas… se verá obligado a recurrir a otros músculos, los que se encuentran en vísceras como el corazón, es la “depleción proteica visceral”. Es en este momento cuando puede aparecer una lesión cardiaca”. También es consciente que el cerebro puede verse afectado en este tipo de situaciones límites. Sobre el proceso de recuperación advierte que debe hacerse con cuidado: “ya que hay que volver a poner en marcha un organismo cuyas funciones se han ralentizado y no hay que olvidar la premisa clínica de que “lo que no se usa se atrofia”. Se debe hacer lenta y progresivamente para evitar el Síndrome de Realimentación, no exentos de riesgos graves. Asimismo se debe ir introduciendo de forma paulatina el ejercicio con el fin de recuperar la masa muscular perdida.”

El artículo original en LawyerPress

 

ESTAFAS DE CAPITAL PRIVADO EN "REPOR" RTVE








Recientemente el programa "Repor" de TVE ha centrado su atención en el tema de las estafas en prestamos de capital privado, sobre el que Ana Isabel Gutierrez Salegui, ha realizado un exhaustivo estudio de analisis del "modus operandi" publicado en el blog jurídico Hay Derecho?.



En él explica como  engañar a una persona puede ser producto de la suerte o de vulnerabilidades previas de la victima concreta. Cuando se trata de un numeroso grupo de afectados es habitual tener detrás un cuidadoso diseño del modus operandi, estudiado para disminuir la atención, la percepción y solventar las precauciones y dudas que, en cualquier persona, cuando está en juego su patrimonio y el de su familia, aparecen.
Si bien aparentemente en el análisis individual parece que puede haber diferencias entre casos, al realizar una apreciación conjunta de toda la casuística se observan con facilidad los patrones comunes. Para ser más concretos, la existencia de un grupo de víctimas, con diferentes perfiles socio-educativos, distintas profesiones y circunstancias, nos indica que, más allá de las diferencias individuales de esa casuística, adaptadas a las circunstancias anteriores, tenemos un estudiado método de distracción y malabarismo psicológico.
En la estafa el modus operandi se articula en torno a la psicología de la víctima, en cómo conseguir que una persona, en las circunstancias adecuadas, por predisposición (situación de necesidad económica) o  creadas artificialmente (ansiedad ante una espera forzada,) disminuya sus defensas (juicio crítico) y acceda a meterse inconscientemente en la trampa que se le ha urdido.

Una pequeña parte del trasfondo de esta forma de actuar se explica en el documental de REpor (RTVE)

SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

11 de diciembre de 2015




El primer paso para hablar con propiedad sobre la violencia contra las mujeres es manejar los términos de uso habitual.
Por parte de algunos profesionales/políticos/periodistas se utilizan de forma
indistinta los conceptos, malos tratos, violencia de género, violencia domestica o violencia intrafamiliar.
Y esto no es correcto.

1- La Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer,
adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, define
la violencia contra la mujer como "todo acto de violencia basado en el
género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o
psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria
de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada".
Abarca, "la violencia física, sexual y psicológica en la familia, incluidos los
golpes, el abuso sexual de las niñas en el hogar, la violencia relacionada
con la dote, la violación por el marido, la mutilación genital y otras
prácticas tradicionales que atentan contra la mujer, la violencia ejercida
por personas distintas del marido y la violencia relacionada con la
explotación; la violencia física, sexual y psicológica al nivel de la
comunidad en general, incluidas las violaciones, los abusos sexuales, el
hostigamiento y la intimidación sexual en el trabajo, en instituciones
educacionales y en otros ámbitos, el tráfico de mujeres y la prostitución
forzada; y la violencia física, sexual y psicológica perpetrada o tolerada por
el Estado, dondequiera que ocurra".

La expresión violencia de género es la traducción del inglés gender-based
violence o gender violence, expresión difundida a raíz del Congreso sobre la
Mujer celebrado en Pekín en 1995 bajo los auspicios de la ONU. Con ella se
identifica la violencia, tanto física como psicológica, que se ejerce contra las
mujeres por razón de su sexo, como consecuencia de su tradicional situación
de sometimiento al varón en las sociedades de estructura patriarcal.
Son todas las formas y conductas que intentan mantener la posición inferior de
la mujer en los sistemas patriarcales, desde las conductas, estereotipos y mitos
que presentan a la mujer como un ser que debe supeditarse al hombre hasta el
tráfico de mujeres, las agresiones sexuales independientemente si el agresor es
conocido o desconocido, el acoso sexual, o las conductas que evitan que la
mujer pueda acceder en igual de condiciones a los estudios o a determinados
puestos de trabajo, la discriminación o la publicidad que presenta a la mujer
como un objeto sexual.

En la violencia de género las victimas son siempre de sexo femenino y los
malos tratos pueden ser físicos, psicológicos, sexuales. El agresor puede ser un
sujeto o varios, una institución o toda una cultura.

En este tipo de violencia hay una parte importante de trasfondo cultural, los
roles y los estereotipos trasmitidos a través del juego, la escuela, la familia y
los medios de comunicación, libros, revistas y televisión Estos son los medios
a través de los cuales se trasmite actualmente la cultura patriarcal.
Sin embargo, una pregunta habitual entre población e incluso entre
profesionales, es si cualquier delito contra una mujer es violencia de género.
No. Si una mujer resulta tiroteada durante una refriega en un atraco, no es
violencia de género, estamos hablando de homicidio, delito que se enmarca
dentro del Código Penal.
No todas las agresiones se encuadran dentro de la violencia de género, solo
aquellas en las que se elige a la victima por el hecho de ser mujer.

2- La violencia doméstica es un subgrupo de la violencia de género (excepto
en los casos en que la víctima es un varón, un 3% de los casos, hablando
exclusivamente de violencia física, los datos estadísticos sobre violencia
psicológica se desconocen pudiendo ser menos abismal la diferencia por
sexos). La relación violenta se encuadraría dentro de una relación de pareja,
presente o pasada, y los malos tratos abarcarían los físicos, sexuales,
psicológicos.

3- Hay autores que diferencian la violencia doméstica de la violencia
intrafamiliar limitando la primera a las relaciones de pareja y ampliando la
segunda a todos los componentes del núcleo familiar. La violencia
intrafamiliar, en este caso, sería un subgrupo de la violencia de género en la
medida en que las víctimas fueran de sexo femenino, pero cuando afecta a los
niños de la familia o a los ancianos o discapacitados que están al cuidado del
núcleo familiar independientemente del sexo de la víctima, hablamos de
violencia intrafamiliar. Solo en la medida en que las victimas fueran de sexo
femenino podríamos hablar también de violencia de género.
(Pero solo desde el punto de vista de la O.N.U. ya que legalmente en España
la Ley Integral de Violencia de Género solamente se circunscribe a aquella
violencia enmarcada en una relación de pareja presente o pasada *)

Hay dos tipos de proyección en la violencia dentro de la familia, proyección
horizontal, cuando se dirige hacia la pareja y proyección vertical, cuando se
dirige a padres o hijos. A veces esta proyección puede ser más sutil, el hecho
de que los niños observen violencia y malos tratos en el hogar, aunque no sean
ellos los receptores directos, les provocará secuelas psicológicas y
problemas de conducta a corto y largo plazo, y con mucha probabilidad
les hará asumir la violencia como una forma de relacionarse normal. Y lo
normal se acepta como parte de la vida de cada uno, y al llegar a la edad adulta
es posible que se reproduzcan los patrones aprendidos en casa. Ese proceso es
la “trasmisión intergeneracional de la violencia”.

Pues eso, señores politicos, estudien y hablen con propiedad y si no, asesorense antes de hacer declaraciones, no confundan a la población ni le hagan el juego a los agresores.

Ana Isabel Gutierrez Salegui. 
II Curso de Personalidad, Trauma y Resiliencia. 
SETEPT (Sociedad Española de Estrés Postraumático y Universidad de La Rioja)

LOS EFECTOS DE UNA HUELGA DE HAMBRE.

8 de diciembre de 2015


El cuerpo es un mecanismo maravilloso y sorprendente, con dispositivos de emergencia como el de reacción ante el peligro inminente o el ayuno forzoso. En ambos casos, en los que podría correr riesgo la vida se activan complicadas respuestas orgánicas para maximizar la posibilidad de supervivencia.

Disponemos de mecanismos cerebrales y orgánicos para hacer frente al ayuno en casos de catástrofes, accidentes o enfermedades que nos impidan comer por un tiempo. Otra cosa muy diferente es una huelga de hambre o un ayuno autoimpuesto por enfermedad mental como es el caso de la anorexia nerviosa o algunos delirios, aquí el organismo reacciona porque no hay comida pero el cerebro sabe que está ahí, al alcance de la mano, lo cual añade un sufrimiento psicológico adicional, dado que la persona es consciente de que los síntomas y daños que está padeciendo son autoinflingidos en defensa de una idea.

Los mecanismos de defensa son de tiempo limitado y se van adaptando a la duración de la carencia del alimento, así como a la intensidad del ayuno, no es igual la respuesta ante un ayuno total que ante uno parcial.

El adelgazamiento, técnicamente, es un proceso de “autocanibalismo”, el cuerpo para sobrevivir se come a sí mismo, eso explica los altos niveles de actividad que pueden llegar a desarrollar en etapas iniciales de ayuno, el cuerpo sí se está alimentando, lo que el común de la población desconoce es que, en su mayoría, no se alimenta de grasa, si no de músculo, es la “depleción proteica muscular” que produce la pérdida progresiva del mismo.

Tras cinco días de ayuno, el hipotálamo, “avisado” por la acción constante de los cuerpos cetónicos, activa los “dispositivos de ahorro” hormonales, metabólicos y gastrointestinales. Aparece el estreñimiento, disminuyen determinadas hormonas, como las sexuales y disminuye la capacidad termogénica, el cuerpo empieza a ser incapaz de generar adecuadamente calor. En este momento el patrón de adelgazamiento se altera, aunque ingesta y gasto sean iguales que en días anteriores, se pierde menos peso. El organismo está intentando “alargar al máximo las reservas”, aun así y en estado de reposo el cuerpo continúa consumiendo unos 300 gr de proteínas musculares diarias.
En es “modo ahorro” las funciones se ralentizan, el corazón late más despacio, apareciendo en muchos casos la bradicardia, lo que a su vez provoca que el aporte sanguíneo a las extremidades sea deficitario. Las manos y los pies estarán fríos, y en ocasiones azulados, es la acrocianosis distal.
Podemos sobrevivir sin alimentos sólidos, no así sin líquidos, el organismo sin agua o algo que aporte hidratación, se deshidrataría en pocos días y moriría. En una huelga de hambre el sujeto suele permitirse a sí mismo beber líquidos con distintos aportes nutricionales, pero si solo bebe agua, perderá progresivamente electrolitos, no hay que olvidar que la función urinaria se mantiene, haciendo que se pierna con la orina sodio y potasio, ambos fundamentales para el funcionamiento del corazón. Por debajo de un nivel concreto de potasio la posibilidad de arritmias o de un fallo de la bomba sodio-potasio y por lo tanto la posibilidad de un fracaso cardiaco se convierte en una posibilidad real. Es por esto que ante una huelga de hambre se suele plantear la necesidad de una ingesta de líquidos con electrololitos y de control cardiológico.
En los Trastornos alimentarios que, salvando las distancias de diferencias psicológicas, de motivación y de algunas conductas como el uso de laxantes, diuréticos o la presencia de vómitos, guardan cierta similitud desde el punto de vista puramente médico, la muerte se produce por dos causas, el suicidio y el fracaso cardiaco. Este último en su mayoría por alteraciones de la bomba sodio-potasio.
Cuanto más se mantenga la situación de inanición, mayor número de síntomas irán apareciendo y se irán agravando los existentes. Sequedad de la piel, problemas visuales por déficit de vitamina A, fragilidad de los anejos cutáneos…y un interminable etcétera, ya que hasta la última célula del cuerpo tiene necesidad de alimentarse.
Cuando el cuerpo, ya con un nivel extremo de adelgazamiento o emaciación, ha agotado las proteínas musculares disponibles en los “grandes músculos”, brazos, torso, piernas… se verá obligado a recurrir a otros músculos, los que se encuentran en vísceras como el corazón, es la “depleción proteica visceral”. Es en este momento cuando puede aparecer una lesión cardiaca.
-¿Pero qué está ocurriendo en el cerebro?-Como todo órgano también se alimenta, siendo la fuente fundamental de nutrientes la glucosa. Las circunvoluciones cerebrales adelgazan, los neurotransmisores, imprescindibles para el correcto funcionamiento del mismo comienzan a alterarse, cobrando especial protagonismo la disminución de la serotonina, implicada en enfermedades mentales como la depresión o los trastornos obsesivos.
Las funciones cognitivas se alteran, disminuyendo atención, concentración y memoria. Aparecen cambios bruscos de estado de ánimo, irritabilidad o labilidad emocional con crisis de llanto. También el aumento de la obsesionabilidad va a interferir en el juicio crítico y la toma de decisiones, reforzando la fijación por la idea que le llevó a la huelga y minimizando la importancia de los síntomas aparecidos, siendo este el factor psicológico, acompañado de otros factores puramente orgánicos, por el que se dice que “el ayuno se perpetúa a sí mismo”.
En este punto sólo hay dos caminos a tomar, que se continúe con la huelga de hambre y por lo tanto con el agravamiento de la situación clínica de la persona o que se proceda a la recuperación nutricional de la misma, bien de forma voluntaria, al tomar conciencia el huelguista de la situación de riesgo, o bien por orden judicial, con el mismo planteamiento médico-legal con el que se actúa en intentos de suicidio, garantizar la vida, aun en contra de los deseos del paciente.
Comienza aquí el proceso de recuperación, no exento de riesgo, ya que hay que volver a poner en marcha un organismo cuyas funciones se han ralentizado y no hay que olvidar la premisa clínica de que “lo que no se usa se atrofia”. Se debe hacer lenta yprogresivamente para evitar el Sindrome de Realimentación, no exentos de riesgos graves. Asimismo se debe ir introduciendo de forma paulatina el ejercicio con el fin de recuperar la masa muscular perdida.
Una vez recuperado psicológicamente y nutricionalmente, habrá que valorar lesiones y secuelas, si bien la mayoría de los síntomas son recuperables, hay algunos que, de haber aparecido, no podrán revertirse, como las lesiones cardiacas, o esta reversibilidad será a muy largo plazo, como los síntomas neuropsicológicos, que en ocasiones pueden tardar meses en desaparecer.
La huelga de hambre es una solución extrema, un grito sin palabras cuando se han agotado todas las opciones de ser escuchado, sólo movido por la desesperación el hombre se hace daño a sí mismo para que la sociedad dirija la mirada hacia su causa. Abramos los ojos y escuchemos lo que tiene que decir.

2ª EDICIÓN DE JORNADA SOBRE MOBBING EN EL COLEGIO DE ABOGADOS

7 de diciembre de 2015

Publicado en Lawyerpress.com, 04.12.15 

EL FENÓMENO MOBBING EMERGE CON FUERZA EN NUESTRO PAÍS, PESE AL ESCEPTICISMO DE LOS JUECES EN SUS RESOLUCIONES 

Luisja Sánchez 

Jornada en el ICAM, organizada por su Sección Laboral, donde se analiza su vertiente psicológica y jurídica en este entorno actual de crisis. Ochenta abogados en lista de espera. Dos debates intensos, el de hace unos meses y éste, que culminaba tras tres horas intensas, donde el mobbing fue el protagonista. Un tema que interesa tanto a juristas que tienen que enfrentarse con situaciones de este tipo, como a trabajadores y profesionales que pueden llegar a sufrirlo. En esta oportunidad, Carlos Javier Galán, presidente de la Sección de Derecho Laboral del ICAM volvió a moderar el debate, que contó con los mismos protagonistas de la anterior edición, celebrada hace tan solo un mes, y que volvió a abarrotar el salón de actos de la entidad colegial madrileña con los mismos ponentes. 

Intervino en primer lugar, Ana Isabel Gutiérrez, psicóloga y experta en temas periciales, que ofreció una ponencia muy explícita sobre cómo afecta esta práctica al trabajador y que medios tiene para probar que está sufriendo de mobbing. 

Por su parte, el abogado Juan Ignacio Marcos, que coordina una iniciativa pionera como es el Observatorio Vasco sobre Acoso, profundizó en la vertiente jurídica de esta práctica y en cómo los jueces a través de sentencias muy recientes están considerando que el mobbing es un elemento que emerge en las empresas.

La creación del Observatorio Vasco sobre Acoso, hace ya trece años, ha supuesto un antes y un después en la concepción del mobbing, una práctica cada vez más frecuente en las empresas y que además de acabar con la salud de muchos profesionales culmina con su salida de la empresa, machacados psicológicamente. Es precisamente el País Vasco, el lugar de España donde las sentencias de la Sala Social empiezan a dar visibilidad a este fenómeno. “Las empresas tienen en su mano acabar con el mobbing. Depende de la propia dirección de la empresa, no ser permisivo con estos sujetos. Normalmente se les aparta o cambia de lugar, pero vuelven a generar problemas hasta que se les expulsa”, comentó Juan Ignacio Marcos en su exposición. 

Hablar de mobbing es hacerlo de conductas hostiles de un tercero para otra persona, a la que puede generar muchos síntomas depresivos y otras cuestiones para su salud y lo que realmente busca es que esa persona abandone la empresa, harta de ese machaque a todos los niveles. “Creo que cuando hay que enfrentarse con un caso de este tipo en un juicio, lo mejor es no hablar de mobbing sino presentar los hechos con todas las pruebas que tengamos y que sea el propio juez quien decida”; apuntó. También describió los diferentes daños que pueden reclamarse en esa demanda desde carácter patrimonial; moral, lucro cesante, daños personales o incluso de honor. “Las últimas sentencias estimativas dejan claro lo complicado que es establecer los llamados daños morales”, subrayó. 

Por su parte, Ana Isabel Gutiérrez en su exposición, centró el tema desde un punto de vista clínico del sufridor del acoso. Señalo que con la salida de la crisis había más ánimo en denunciar estas prácticas deleznables. Habló también del mobbing como esa conducta hostil y persistente con un gran componente psicológico que quiere generar la salida de esa persona de la organización en la que se encuentra. Habló del mobbing ascendente, poco proclive, y del descendente y horizontal, donde jefe y compañeros se encargan de que ese profesional viva un calvario laboral. En otro momento de su ponencia describió el inicio de este tipo de conductas totalmente reprobables desde pequeñas acciones “Este hostigamiento puede durar años y mina psicológicamente a la persona que lo sufre. Al final esa persona si no tiene precauciones puede meterse en una espiral depresiva que en determinados casos conduce al suicidio como escapatoria”, recordó. 

Y es que el mobbing cuando llega a una persona la cambia por completo. “Es posible que alterne comportamientos aislados en el trabajo con episodios de agresividad en su entorno familiar, junto con alteraciones del sueño, falta de apetito y otros trastornos que pueden cronificarse en el tiempo”, apuntó. El dato que dio de que las bajas por mobbing suponen unos 138 dias por año llamó poderosamente la atención de la actualidad de esta lacra. Para esta experta la persona que sufre este tipo de situación en determinados momentos puede derivar en acoso sexual en algunas situaciones. “Lo complicado de este tipo de conductas es tener las pruebas suficientes para lograr denunciar esta práctica. Ahora tanto los informes clínicos, como sobre todos los forenses aportan muchas pruebas del estado de ánimo de la víctima”. Ana Isabel concluyó su intervención dando ciertas recomendaciones para mitigar la fuerza de esta conducta hostil: “Debe contarse a la familia y tener el apoyo de ellos”, señaló.