CONFERENCIA SOBRE VÍCTIMAS DE ESTAFAS HIPOTECARIAS

2 de abril de 2014

La psicóloga forense Ana Isabel Gutiérrez Salegui intervino el pasado sábado 29 de marzo como ponente en la I Jornada sobre Estafas Hipotecarias, organizada por ADEVIF, asociación que agrupa a afectados por estafas de prestamistas, con la colaboración del Colegio de Abogados de Madrid y del despacho Alberche Área Jurídica.
 
La apertura del acto estuvo a cargo de la Decana del Colegio de Abogados, Sonia Gumpert Melgosa, y de la Vicepresidenta de ADEVIF, M. Carmen Aranda Díaz.
 
Seguidamente, tuvo lugar una interesante mesa redonda sobre los aspectos legales de este preocupante fenómeno, que fue moderada por Belén Martínez Oliete, afectada y socia de ADEVIF, y en la que participaron el notario José Ignacio Navas Olóriz, el Inspector Jefe de Policía Julio Martínez Moreno y los abogados Carlos Javier Galán Gutiérrez y Fernando Adame García.
 
La conferencia de Ana Isabel Gutiérrez llevó por título Las víctimas: cómo afrontar la situación personal y familiar
 
La primera parte de su intervención se centró en un análisis psicológico del modus operandi de estas redes delictivas, cómo consiguen engañar a sus víctimas. En una operativa hábilmente diseñada y depurada durante años, manejan elementos como: la sorpresa ("mañana firmamos el préstamo") para minimizar la capacidad de reacción de la víctima o la posibilidad de asesoramiento o acompañamiento; la inmediatez ("si no es mañana, ya no sabemos cuando podrá ser, porque...") que sitúa a la persona con problemas económicos en una disyuntiva; el miedo (los temores que provoca la situación económica angustiosa); la confianza en el entorno ("¿cómo iba a pensar que me engañarían si firmábamos en una notaría?") o en las circunstancias ("me enseñaron un documento de una entidad bancaria"); el nerviosismo (largas esperas previas e incertidumbre, prisas del prestamista cuando por fin llega... que hacen que disminuya el nivel de alerta). La conclusión es clara: cualquiera puede ser víctima de una estafa de este tipo, no hay que caer en la autoculpabilización.
 
La segunda parte estuvo centrada en ofrecer a las víctimas detallados consejos prácticos: recomendaciones para comunicar la situación a la familia y el entorno cercano; pautas de evaluación psicológica del afectado, o cuáles son los cuidados profesionales y no profesionales que pueden recibirse en estas situaciones.  
 
 
Seguidamente tuvo lugar un interesante coloquio, en el que la psicóloga resolvió las dudas planteadas por los presentes.
 
La jornada, que cosechó una excelente acogida tanto en asistencia de público como en valoración de contenidos, fue clausurada por Carmen Pérez Andújar, Secretaria de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid y consejera electa del Consejo General de la Abogacía Española.

4 comentarios:

Aniña (@vampyevil) dijo...

gracias por la informacion tocaya!
Ana Vazquez

Juan Puche dijo...

Hace falta más iniciativas como ésta. Profesionales que aporten sus conocimientos y asesoramiento a las víctimas de estafas soís imprescindibles y pilar para hacer mas llevadero el calvario.
Simplemente gracias.

Ana Isabel Gutiérrez Salegui dijo...

Gracias Juan.
Y ánimo. Se qué el proceso se hace eterno pero los avances que se han ido consiguiendo os pueden ayudar a confiar en que al final se logre hacer justicia.
Abrazos

Alberche dijo...

Fantástica intervención, que sigue siendo una referencia, y que dio lugar a este artículo:
http://hayderecho.com/2014/10/01/estafas-en-prestamos-hipotecarios-claves-psicologicas-del-engano-a-las-victimas/
Qué pena que no haya sido posible organizar alguna otra jornada similar este año 2015 que está a punto de terminar, como hemos propuesto reiteradamente.
Qué interesante resultó ésta y qué útil para todos, víctimas, profesionales, medios... Ayudó a tratar con rigor el tema y a dar visibilidad a este problema tan desconocido entonces.
Desde Alberche Abogados y desde el propio Colegio de Abogados de Madrid siempre ha habido la mejor disposición a repetir la experiencia, pero no hemos encontrado el interés adecuado por parte de los propios colectivos de afectados. Muchas veces, inmersos en su problema, se echa de menos que pudieran mirar un poco más allá, con una cierta perspectiva y una estrategia a medio plazo, pero no siempre es posible.
Seguiremos trabajando.