PARTICIPACIÓN EN LAS III JORNADAS DE TRASTORNOS ALIMENTARIOS EN CASTILLA Y LEÓN

17 de mayo de 2005

Publicado en La Gaceta de Salamanca, 15.05.05

Sanidad. Colegio Profesional de Enfermería

ÉXITO DE PARTICIPACIÓN EN LAS III JORNADAS DE TRASTORNOS ALIMENTARIOS EN LA REGIÓN

E.S.H.

Las III Jornadas de Trastornos Alimentarios de Castilla y León finalizaron ayer con un gran número de asistentes. 

A primera hora de la mañana, la psicóloga clínica Ana Isabel Gutiérrez presentó un proyecto de atención integral cuyos objetivos principales serán la detección precoz de esta enfermedad y la elaboración de un tratamiento eficaz. 

Tras un pequeño descanso, tuvgo lugar la mesa redonda "Importancia de la coordinación de los profesionales implicados". La directora del Instituto de Conducta Alimentaria, Montserrat Sánchez Povedano, fue la encargada de clausurar las jornadas.

PRESENTACIÓN DE ENCUESTA EN ATENCIÓN PRIMARIA SOBRE TRASTORNOS ALIMENTARIOS

16 de mayo de 2005

Publicado en El Adelanto de Salamanca, 15.05.05


Encuesta en los equipos de Atención Primaria sobre los trastornos alimentarios

ESCASO CONOCIMIENTO MÉDICO DEL PROTOCOLO CONTRA LA ANOREXIA
  • Más de la mitad del personal ha atendido entre 1 y 5 casos en un año
  • Piden un abordaje "claro, coordinado y especializado" de estas enfermedades
Olga Prieto. Salamanca. 

Ocho de cada diez médicos de Atención Primaria de la capital admiten que no conocen los protocolos establecidos para el tratamiento y los cuidados de Enfermería que precisan los paciente de anorexia y bulimia. Asi lo pone de manifiesto una encuesta realizada por la Asociación de Afectados por Trastornos Alimentarios de Salamanca (ASTRA), que ayer clausuró las terceras jornadas regionales dedicadas a estas patologías. 

Como explicó Ana Isabel Gutiérrez Salegui, psicóloga y colaboradora de la agrupación, aunque el estudio no tiene validez científica o estadística, porque se limita a recoger datos cuantitativos, los resultados son significativos, porque "las respuestas son reales" y ofrecen una idea de la situación actual en Salamanca. 

De este modo, durante el trabajo se enviaron 648 encuestas a todos los profesionales de los equipos de salud, incluyendo médicos, pediatrias, enfermeros y trabajadores sociales. "Sólo devolvió el cuestionario uno de cada tres trabajadores de Atención Primaria, y no sabemos si esto se debe a una cuestión de saturación laboral o a que están poco motivados en relación a los trastornos de la alimentación", indicó la especialista. 

Respecto al escaso conocimiento reconocido por los facultativos de la capital sobre los protocolos elaborados para el abordaje de estas enfermedades, Gutiérrez Salegui señaló que desde ASTRA "agradecemos la honradez de las respuestas, que nos hace reiterar la necesidad de facilitar información y formación a los sanitarios, entre otras cosas porque ellos mismos lo demandan". En el estudio también se refleja la importante prevalencia de los trastornos alimentarios, ya que el 56 % de los encuestados ha señalado que en el último año ha observado entre uno y cinco casos en sus consultas. "Entonces, ¿qué han visto los 400 que no han contestado al cuestionario?", se pregunta la psicóloga, quien insistió en la necesidad de conseguir "un abordaje claro, coordinado y especializado" de la anorexia y la bulimia. 

"La detección precoz es el mejor factor de curación de estos trastornos, y por eso necesitamos una red asistecial efectiva, aprovechando de forma adecuada los recursos que hay y, sobre todo, en base a la formación, aunque no nos podamos plantar los 'lujos' de dotación que existen en Cataluña", destacó. En este sentido, Ana Isabel Gutiérrez se refirió a lo esencial de un plan de hospitalización integral que incluya un hospital de día coordinado con una unidad de hospitalización específica". 

PARTE DE LOS SANITARIOS CREE QUE HAY CAUSAS EDUCACIONALES

Ana Isabel Gutiérrez indicó ayer que el estudio ha arrojado algunos resultados sorprendentes, como el que se refiere a la opinión de los profesionales de Atención Primaria sobre las causas de estos trastornos. "Consideramos muy bueno que el 70 % de quienes han contestado el cuestionario considere muy graves estas enfermedades, pero hemos observado que el 35 % piensa que se trata de un problema educacional", explicó la psicóloga. A este respecto añadió: "Esto quiere decir que 70 de los 210 trabajadores que han respondido dicen que parte de la responsabilidad es de las familias. Pero entonces, ¿por qué de cuatro hermanos sólo enferma uno, si se supone que han recibido la misma educación? Estos datos demuestran poca sensibilización, porque la anorexia y la bulimia son patologías multicausales, y si los padres reciben estas respuestas en las consultas, perciben que una parte de la culpa es suya". 

Tras remitir las encuestas a los equipos de salud, ASTRA comprobó que sólo fueron devueltos 210 de los 648 cuestionarios enviados. "El colectivo que más se ha implicado ha sido el de los trabajadores sociales, en elque ha respondido el 50 %; los médicos y los enfermeros lo han hecho en un 30 %, pero llama la atención el escaso 6 % de los pediatras", aclaró la especialista, quien considera que las jornadas de ASTRA han servido para avanzar en la denuncia de la actual situación deficitaria.

PRESENTACIÓN DE LAS III JORNADAS DE TRASTORNOS ALIMENTARIOS

10 de mayo de 2005

Publicado en El Adelanto, 10.05.05


PRESENTACIÓN DE LAS III JORNADAS DE TRASTORNOS ALIMENTARIOS

EL 10 % DE LOS AFECTADOS POR ANOREXIA O BULIMIA PUEDE MORIR
  • Uno de cada 10 adolescentes y jóvenes padece estos problemas
  • La asociación exige una unidad de tratamiento específica

O. Prieto. Salamanca

Los trastornos de la alimentación constituyen la tercera causa de muerte entre los adolescentes y jóvenes, por detrás de los accidentes y del consumo de drogas. Además, se situan en el primer lugar de las enfermedades mentales con más riesgo de mortalidad, por delante, incluso, de la depresión. La psicóloga Ana Gutiérrez expuso ayer así la gravedad de estas patologías, que pueden llegar a afectar a uno de cada diez niños.

"El 30 % de los pacientes va a cronificar el trastorno y, de ellos, el 10 % está en riesgo de fallecer", indicó la especialista, que colabora con la Asociación de Afectados por Trastornos Alimentarios de Salamanca (ASTRA), y que señaló que el fallo cardiaco y el suicidio son los principales motivos por los que se producen estas muertes. 

Para llamar la atención sobre la importancia de estas enfermedades, principalmente la anorexia y la bulimia, la agrupación ha organizado los días 13 y 14 en el Colegio de Enfermería una nueva edición de sus jornadas regionales, durante las que las familias exigirán de nuevo que se proporcione a los afectados una asistencia integral, que hoy es "deficitaria". 

A este respecto, la presidenta de ASTRA, María Rosa García Vale, expuso "el dolor tan intenso que sufren los familiares y los enfermos" cuando un hogar "de paz y tranquilidad se convierte en un infierno, y surge la sensación de impotencia, de caos, de sentirte incomprendido y perdido, porque ves que tu hijo se muere y no puedes hacer nada". 

Por ello, la asociación demanda desde hace año a la Administración "una atención sanitaria integral subvencionada por el sistema público de salud", en la que consideran fundamental la creación de una unidad específica de diagnóstico y tratamiento -espera "que este año sea una realidad en Salamanca"- "con una cantidad adecuada de profesionales especializados y protocolos de actuación". 

Asimismo, la psicóloga y la presidenta de la entidad pidieron un hospital de día para el tratamiento ambulatorio de los enfermos, y lamentaron que la falta de formación esté generando que algunos médicos "no quieran atender estos casos". 

Por su parte, la presidenta del Colegio de Enfermería, Carmen Sánchez Macarro, explicó que hoy comenzará un curso dirigido a enfermeros, paralelo a las jornadas, durante las que también se realizará un taller de comunicación entre padres e hijos, y que será impartido por los prestigiosos profesores del Instituto de la Conducta Alimentaria de Cataluña.

+ DATOS
SIGNOS DE ALERTA
  • Los especialistas están comenzando a recibir afectados de hasta 9 años, en los que las secuelas pueden ser "muy graves". Entre los signos que puedan hacer sospechar la existencia de un trastorno alimentario, Ana Gutiérrez destaca la pérdida de peso en el caso de la anorexia y los "atracones" a escondidas en la bulimia.
  • "Les cambia el carácter, se vuelven contestones y más aislados; hacen cosas con la comida, como cortarla en trocitos o rasparla; tienen frío constante, sobre todo en las manos y los pies, y comienzan a poner excusas para evitar actos sociales relacionados con la comida", añade la especialista.